A continuación presentamos tres fragmentos de una conversación grabada a nuestra Madre María de San José, por supuesto, secretamente. Ella nunca lo supo. Contaba con 91 años de edad. (un año antes de su muerte)