Novena (día 9no) 

Beata María de San José

 

Oración inicial:


Padre infinitamente misericordioso y providente, que derramas los dones de tu Espíritu sobre aquellos que te buscan con sincero corazón, te alabamos, te bendecimos, te adoramos y te ofrecemos esta novena a fin de que por intercesión de la beata María de san José nos concedas la gracia que te pedimos, si es para tu mayor gloria. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


Día noveno:


9. SU ENTRAÑABLE AMOR A LA SANTÍSIMA VIRGEN

¡Cuántas y qué hermosas frases dedica la madre maría en sus escritos a la Madre de Dios! Después de la eucaristía, la Santísima Virgen es su gran amos. Y ¿cómo no amarla si ella, Madre Incomparable, fue el primer tabernáculo donde estuvo el muy encantador y dulcísimo Jesús? Los hitos principales de su entrega a Dios desde muy niña están todos enmarcados en una festividad de la Virgen maría. En unión de ella y bajo su protección experimentó la invitación al amor esponsal con Jesús, fuente de tanta riqueza espiritual. María es su dulce mediadora en cuyos brazos amorosos se refugia como la "pobre hijita que se ve favorecida con gracias sin número" "¿qué diré de mi incomparable Madre, la virgen Inmaculada? Mi lengua enmudece ante tantos beneficios". No se conformaba con amar y venerar a la Virgen María: quiere imitarla en su total entrega a Dios: "Hoy como siempre medité en tu humildad y demás virtudes que adornan tu virginal alma ... Te amo tanto! No sé cómo es este amor, pues el verdadero devoto tuyo tiene que imitarte, y yo ... estoy muy atrás". Junto a María vive su fidelidad de consagrada y su ansia de cielo, quisiera ser canto de gozo y gratitud, anhelo que expresa así: "Quisiera vivir y morir cantando el Magnificat". (Pídase la gracia especial).

Oración final:


Te damos gracias, Señor, por el infinito amor con que nos amas, por tus constantes dones y gracias, especialmente por el don de la fe, el don de tu espíritu, el de la Eucaristía y el de tu Santísima Madre.

Jaculatoria:

Madre María de san José, bendícenos y acompáñanos.