Novena (día 3ro) 

Beata María de San José

 

Oración inicial:


Padre infinitamente misericordioso y providente, que derramas los dones de tu Espíritu sobre aquellos que te buscan con sincero corazón, te alabamos, te bendecimos, te adoramos y te ofrecemos esta novena a fin de que por intercesión de la beata María de san José nos concedas la gracia que te pedimos, si es para tu mayor gloria. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.


Día tercero:


3.SU MÁS GRANDE AMOR: LA EUCARISTÍA

"Oh, amantísimo Esposo, oh dulce Jesús, podrá vivirse sin ti? ¿Podrá hallar el alma consuelo, sin tener la dulce unión, esa unión intima del alma con la adorable eucaristía? ¿Podrá permanecer sin derramar abundantes lágrimas por la ausencia de Aquél que es todo nuestro consuelo, que es todo nuestro alimento? No, mil veces no; sólo tú puedes satisfacer el hambre que me devora, la sed que me abrasa ... Sí, amado esposo, adorable hostia, misterio augusto, prisionero del amor, sólo tú ... (1906). "Sed tengo mi Dios de morir en tu amor. ¿Cómo pueden vivir sin recibirte las almas? ¿Dónde tienen fuerzas no alimentándose con tu cuerpo sacramentado que es la Vida? (1926). "Al estrecharte en mi miserable corazón durante la sagrada comunión, me ha parecido oírte: -Hija mía, yo soy el pequeño de Belén, el adolescente de Nazaret, el querido de Betania, el amor del Cenáculo, el triste de Getsemaní, la victima del calvario, la resurrección misma. Soy tu Dios - Oh, Jesús mío, cuán encantador eres!" (1943). ¿Creo fervientemente en Jesús Eucaristía, lo amo, lo visito, lo recibo? (Pídase la gracia especial).

Oración final:


Te damos gracias, Señor, por el infinito amor con que nos amas, por tus constantes dones y gracias, especialmente por el don de la fe, el don de tu espíritu, el de la Eucaristía y el de tu Santísima Madre.

Jaculatoria:

Madre María de san José, bendícenos y acompáñanos.