1. Don de consejo


El don de consejo perfecciona la virtud de la prudencia y "bajo la inspiración del Espíritu Santo hace que el alma juzgue rectamente en los casos particulares sobre lo que conviene realizar en orden al fin último sobrenatural". Efecto claro de este don fue la permanente disposición de la Madre María a aceptar y acatar gozosamente en cada circunstancia de su vida, "la adorable voluntad de Dios", en su historia personal y la de su familia religiosa, así como a elegir los medios más apropiados para su ejecución.

Según voz común de los testigos en el proceso de beatificación, la Madre se distinguió por su "esmerada prudencia". Uno de los censores teólogos en Roma expresa: "El buen éxito de su Congregación es un testimonio de la prudencia que le fue necesaria, tanto más que partió de la nada por la carencia total de medios materiales y de protecciones humanas. Su gobierno, pues, estuvo signado por la prudencia".

2. Don de fortaleza


La fortaleza cristiana es la firmeza en el obrar infundida en el alma por la gracia santificante. Posee dos actos: impulsa a acometer grandes obras y a resistir con valentía, decisión y constancia todos los obstáculos y dificultades en el camino de la santidad. Parte integrante de la fortaleza es la paciencia o el soportar con firmeza los padecimientos y trabajos, así como también la constancia y la perseverancia. El don correspondiente -fortaleza- somete a la virtud a la moción directa e inmediata del Espíritu Santo (modo divino), que le comunica una confianza y seguridad inquebrantables.

Muchas pruebas tiene que afrontar el alma hasta arribar a estas alturas. Temple y virtud nada común demostró la Madre María en la conducción de sus hijas espirituales; en los sacrificios y trabajos de las fundaciones; en la toma de decisiones y búsqueda de soluciones en su condición de superiora general. ¡Cuántas amarguras deja traslucir en sus escritos! "Si este reclinatorio hablara"... decía. Pero allí estaba su fuerza, en la oración, en la Eucaristía. En una oportunidad fue tan intenso el cúmulo de dificultades, que exclamó: "Si yo hubiese sabido lo que es fundar una congregación, nunca lo hubiera hecho". Eran gemidos del alma, como humana; pero enseguida se recuperaba acudiendo al que "todo lo puede".

Su ayuno absoluto durante diez años, alimentada sólo con la comunión diaria; y luego a lo largo de toda su vida, el ayuno mitigado por obediencia, da prueba, no sólo de su templanza y penitencia, sino de su fortaleza, al igual que su propósito cumplido desde los 13 años de edad de mantener la mirada discretamente baja, hasta el final de sus días.

Demostró fortaleza en las tentaciones que las padeció muy fuertes en relación a la fe, a la esperanza de la vida eterna, a su propia salvación. Vencía todo ello con fervientes actos contrarios a la tentación, y su virtud salía de la lucha más purificada y sólida. No sin razón suficiente afirmaba que "la vida es una completa batalla; pero yo ya estoy avezada a ella".

Entre tantas experiencias vividas, una anécdota fundacional puede ilustrar un poco su actitud de confianza y fortaleza: En 1909 - escribe en sus crónicas - "nos embarcamos en la goleta "Virginia" rumbo a la ciudad de Coro, Estado Falcón; pero con la mala o buena suerte de que al pasar la noche frente al puerto de Tucacas, por motivo de enfermedad tuvo que quedarse la superiora [habla de sí misma] y dos más".Una de estas Hermanas refirió que antes de enfermarse la Madre, ante sus ojos se presentaba un mar picado, de gigantescas olas. Al observar esta situación, el Padre López Aveledo, lanza a la fundadora esta normal pregunta:

- Madre María, y ¿A Ud. no le da miedo viajar así, con ese mar tan agitado? [¡y de noche!].

- No, no me da miedo, respondió ella con firmeza, porque Dios va con nosotros.

Y así, en cada caso, afrontó con valentía el oleaje de tantas dificultades y contradicciones, de estrecheces económicas y sufrimientos de diverso género, incluida la temprana muerte del fundador, hasta alcanzar la fundación de cuarenta obras benéficas en Venezuela, porque "Dios va con nosotros".